Iru Balic

La apneista venezolana que ha logrado sumergirse hasta lo más profundo, ahora combina toda su experiencia en este deporte, con su nuevo rol de mamá y su carrera en el coaching para ayudar a los demás. 

Iru Balic Ramos, nació en Caracas, Venezuela el 19 de abril de 1986. Desde muy temprana edad creció cerca del mar, compartiendo sus primeros años entre las costas del estado Vargas y del estado Aragua, siendo sus inicios formales en el deporte, con 15 años de edad en el Centro de Actividades Subacuáticas de la Universidad Central de Venezuela (CASA-UCV), en donde inició una carrera deportiva que la llevó a conseguir múltiples títulos, medallas y récords, obteniendo sus principales logros en el año 2013, cuando se ubicó durante varios meses en el primer lugar del ranking mundial AIDA en la modalidad de peso constante, con un registro de -73 metros, marca que aún sigue vigente como Récord Nacional de su país. En 2015 Iru se radica en Panamá, en donde continúa el desarrollo de la apnea, como instructora y organizadora de las primeras competencias internacionales en ese país, para luego en 2019 mudarse a Brasil, en donde después de una breve pausa deportiva, por el nacimiento de su pequeña hija “Lara”, continúa desarrollando la apnea y su trabajo profesional.

En esta nueva entrevista, conocemos un poco más de Iru Balic, esta gran apneista, que con su carisma y disposición a ayudar a los demás, ha traspasado las fronteras del SerSubacuatico.

 

¿A qué edad y cómo te iniciaste en el mundo de las actividades subacuáticas?

La verdad me inicié con mi papá desde muy pequeña porque él era pescador artesanal en el estado Vargas y empíricamente era mucho nadar en el mar, sumergirme era lo más divertido de los juguetes que tenía… era un arrecife pequeñito al frente del restaurante de mi familia, pero oficialmente empecé en el año 2000-2001 en el curso de actividades subacuáticas de CASA-UCV. Quería hacer buceo scuba, pero como mi familia acababa de pasar por la tragedia (de Vargas de 1999), pues era imposible pagarlo en una escuela normal, así que decidí entrar a la Universidad Central de Venezuela, que se supone que allí eran más económicos.

 

¿Algún apneista o deportista que te ayudara en tus inicios y quienes fueron tu ejemplo o modelo a seguir?

Al principio principio de la apnea, pues primero Carlos Coste fue el que habló con mi familia para que me llevaran a la UCV. Después, esa primera Selección del 2002-2003 eran Carlos (Coste), Ronald (Laurens), Néstor (Aparcedo), se hicieron un poco como mis padrinos de la apnea, en realidad eran como un grupo de hermanos mayores que me acompañaban a todo y que me impulsaban a ser mejor. Miguel Cedeño se dedicó a enseñarme básicamente a nadar en una piscina, lo que nunca había hecho, porque sólo  había nadado en el mar oficialmente. Más adelante, pues yo diría que Natalia Molchanova, verla en mi primer mundial romper su récord mundial fue bastante impresionante, tomando en cuenta que ella tenía un hijo de la misma edad que yo y me hizo ver que en este deporte había futuro para rato.

 

¿Qué fue lo que más te motivó para dedicarte a la apnea de manera profesional?

Creo que me fui dedicando a la apnea de manera profesional sin darme cuenta, en vez de decir: no, me quiero volver apneista profesional, la decisión era entre, me voy de rumba este fin de semana con mis amigas o me levanto a las 5 de la mañana para irme a entrenar y la decisión siempre iba tornándose un poco más hacia: no, me voy a entrenar; en vez de irme de fiesta y yo creo que eso fue lo que hizo un poco la diferencia, si mis amigos querían verme, pues se iban a Chichiriviche de la Costa, no era yo la que me iba de fiesta, si no eran ellos los que se iban a acompañarme a mis entrenamientos, y muchas veces el dejar de salir de fiesta, que el foco principal eran los entrenamientos era  porque realmente era mi pasión y luego pues terminé volviendo mi profesión. A la par estudié en mi carrera en la licenciatura en administración de empresas en la Universidad Central, la cual terminé y ejercí, pero me di cuenta que lo que realmente me apasionaba era la apnea, sólo que existía ese prejuicio de no, nunca vas a poder vivir de eso, porque nadie puede vivir de eso y pues hasta emigré con eso por delante.

 

¿Cuál es el récord o evento de apnea que más recuerdes y por qué?

Récords y eventos, han habido tantos. Yo creo que el primer mundial nunca se olvida, fue en Francia en el 2005 en Niza y lo recuerdo de manera muy especial porque bueno, tenía 18 años, era primera vez que viajaba a Europa, pero lo que más me impresionó era ver a más de 200 personas creo que hubo en ese mundial, todas con monoaleta y todos haciendo lo mismo que yo hacía, en principio yo pensaba que yo era la única loca que amaba eso, y ver tantas personas allá compitiendo fue impresionante, aparte que en ese mundial era la atleta más joven en competir y además quedé entre las 10 mejores del mundo, así que eso fue muy especial. Y después de eso, yo diría que el récord de 73 metros, porque fue como tan mágico, y no digo que las condiciones hayan sido óptimas porque había mucha corriente, William Trubridge canceló su inmersión, un montón de gente canceló su inmersión porque las condiciones eran terribles, pero lo especial de ese buceo fue que yo sentía que estaba como en una burbuja de amor e hice esa inmersión tan agradable, tan especial y llegué arriba y realmente sentí que podía contra el mundo.

 

¿Además del deporte subacuático a qué otras actividades te dedicas actualmente: laborales, familiares, etc…?

Además del deporte, me dedico al coaching de manera profesional, hice una maestría en la Universidad de Barcelona, España que me tomó dos años y una tesis y todo un tema y me encanta porque me dio herramientas completamente diferentes en el área profesional y que diría que me apasionan tanto como la apnea, porque la apnea me ha permitido apoyar a otras personas en la parte de ser instructora y los vi crecer mucho, pero era algo muy intuitivo, no sabía realmente que era que les estaba dando herramientas y el coaching me hizo verlo de manera mucho más específica y vi como se potenciaba la capacidad humana de las personas con estas herramientas que me brindaba mi nueva profesión, en vez de dejar una por la otra  lo que hice fue fundir las herramientas del coaching profesional con las herramientas de la apnea, porque realmente el coaching se originó a nivel deportivo, por eso a los entrenadores deportivos se les llama coach, pero todo este tema psicológico que ha evolucionado a raíz del coaching ha sido genial, ha sido un regalo muy bonito que me permití como carrera, como profesión, unirlo junto con la parte de la respiración  y de todas las herramientas deportivas que me ha traído la apnea;  y por supuesto que ahora también soy mamá,  de Lara que ahorita mismo tiene 6 meses y es mi maestra chiquitica que todos los días me enseña cosas nuevas.

 

¿Cómo has hecho para mantenerte activa y con una carrera tan larga y exitosa en el mundo del deporte subacuático?

Esta carrera está bien larga ya, son 19 años de carrera deportiva, que los cuento desde que entré a la UCV, mira cumplí la mayoría de edad en el deporte y no lo celebré, jeje. Pues la verdad siento que ha sido una pasión tan grande, un enamoramiento tan grande, con lo que me ha brindado el mundo de las actividades subacuáticas, que yo creo que como toda relación a largo plazo, sea con una persona o con un deporte, lo que lo hace es el reinventarse, el ver caras distintas, que sea lo que realmente te motiva a despertarte temprano por la mañana si tienes que ir a un entrenamiento o si tienes que ir a dar una clase, reinventarse, todos los días reinventarse.

 

¿Qué te motivó a dedicarte a promover la apnea en los países donde has vivido además de Venezuela?

Lo que me motivó a dedicarme a la apnea en los países a los que iba era que me habían dicho que era imposible que yo lo hiciera, entonces como me habían dicho que era imposible y a mi me encanta esto, pues yo decía que sí, que si era posible y más fuerza cobraba cuando quería hacer esto. Yo creo que cuando haces lo que amas, despertarse temprano a trabajar nunca se siente como trabajar, sino se siente como vivir y por eso, también en Panamá, por ejemplo la gente ni conocía lo que era apnea, no había un instructor de apnea como tal, nunca habían hecho una competencia de apnea allá y pues ser pionera en todo eso me motivaba, pero más allá de eso era el calor humano, era el ver como me conectaba con las personas a través del agua y ver como estas personas terminaron agarrando un cariño enorme a la apnea y abriéndome las puertas de sus países y pues al final también llevándolos a ellos a competir a otros países.

 

¿Cuáles son las principales satisfacciones que te ha dado a nivel personal haber dedicado gran parte de vida al mundo de la apnea?

Las principales satisfacciones que me ha dejado la apnea, sin dudarlo yo creo que han sido los seres humanos que me he encontrado alrededor del camino de muchos lugares del mundo y de mi propio país; como me ha hecho ver a las personas de manera diferente, de manera vulnerable, de manera empática y los seres acuáticos con los cuales he tenido la oportunidad de compartir bajo el agua: las ballenas jorobadas, los delfines, los tiburones, las tortugas, de verdad que ha sido increíble, yo creo que tener la apnea como herramienta para sumergirme con ellos ha sido uno de los regalos más especiales que me ha dejado este deporte. También quizá el poder mostrarle a la gente como a través de una ventaja lo que hay allá abajo y lo que siento yo allá abajo hace que ellos generen también empatía por todos esos seres, por los que generalmente como no los conocen, no los aman.

 

¿Qué futuro crees que tenga la apnea en nuestro continente y en el mundo, a nivel recreativo, deportivo y profesional?

Pues la apnea, imagínate, si ya va a estar en las olimpíadas eso le abre un futuro brillante de mayor potencial y mayor visibilidad a nivel internacional, lo cual siempre ha sido quizá uno de los retos principales con respecto a otros deportes que tienen mayor visibilidad, sin embargo el trabajo de hormiguitas está siempre en nosotros, siempre en abrir a compartir nuestra experiencia debajo del agua con imágenes y con palabras para el resto de las personas, para que lo entiendan, no basta con sólo entenderlo y disfrutarlo nosotros, sino que para que más personas se involucren en este deporte hay que compartirlo.

 

¿Qué próximos proyectos o actividades aún quisieras desarrollar en torno al mundo de la apnea o las actividades subacuáticas?

Mis próximos proyectos, bueno digamos que empecé en Panamá y lo puse un poquito en pausa después de la bebé y el embarazo, era llevar la apnea como herramienta de coaching ejecutivo para empresas y no sólo la apnea en trabajos de equipo, sino el tema de la respiración y bueno realicé un montón de estudios en mi tesis de maestría y esto me demostró que uniendo varias herramientas de la apnea pues podía potenciar equipos, eso me encantó, aparte que vi resultados, se ven resultados inmediatos y quisiera seguir trabajando en eso en un futuro. Quisiera llevar la apnea en mi vida deportiva a un nivel más allá, que sería involucrarlo con mi familia, poder unir hacer apnea a lugares maravillosos y abrirle las ventanas de esos lugares maravillosos a las personas, quizá a través de las redes sociales, hacerlo como una experiencia más familiar, más de compartir, más que todo el mundo vea que es accesible para todos.

 

¿Qué mensaje final le darías a todas aquellas personas que están vinculadas a las actividades subacuáticas (deportistas, entrenadores, árbitros, jueces, dirigentes, familiares) y a todas aquellas personas que leen esta entrevista?

A los que ven, a los que leen esta entrevista, darle las gracias porque somos una comunidad y a pesar de que sentimos que somos muchos, realmente somos poquitos y el mundo de las actividades subacuáticas siempre se termina volviendo como una familia, porque somos tan poquitos que nos conocemos entre todos y cuidar unos de otros, generar mucha conciencia, entender que cuando enseñamos apnea es un gran don, es una gran oportunidad, pero también es una gran responsabilidad porque les abrimos las puertas a personas a espacios que normalmente no los tienen y esto también conlleva a una gran responsabilidad en términos de seguridad. Estamos en un momento en donde la información está tanto al alcance de todos que debemos hacer muchísimo énfasis en que lo primordial para hacer apnea es la seguridad, es un compañero y es el educarte y el formarte en términos educativos para tener la responsabilidad que conllevan las herramientas de la apnea, que nos hagamos crecer unos a otros, me encanta ver a mis compañeros brillar, verlos felices en lo que hacen, verlos alcanzar sus metas y bueno, vamos a regar esta semilla por todos partes para que la gente se entere bastante de que vamos.

 

Contactos Iru Balic
Página web: www.irubalic.com
Instagram: @irubalic
Twitter: @irubalic
Facebook: IrubalicFree